Facebook Social Icon Instagram Icon Twitter Social Icon You Tube Social Icon
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

JoCo COVID-19 Plan de prueba y contención

El Departamento de Salud y Medio Ambiente del Condado de Johnson (JCDHE) está examinando actualmente a los residentes del Condado de Johnson para detectar COVID-19. Al realizar pruebas en una amplia gama de personas, con y sin síntomas, es posible descubrir quién en la comunidad está infectado con COVID-19 y poner en marcha las medidas de protección adecuadas para detener la transmisión del virus.

Drive-Through (Servicio al Carro) Pruebas CON o SIN síntomas, con cita previa

Los residentes con o sin síntomas de COVID-19 que no pueden someterse a la prueba de su proveedor de atención médica ahora pueden programar una prueba de COVID-19 a través de JCDHE en nuestra clínica de pruebas de conducción con cita previa en Olathe.

Las pruebas están disponibles con cita previa para:

  • Niños de 5 a 15 años que viven en el condado de Johnson, KS. Los padres deben estar presentes en el vehículo para dar su consentimiento verbal para la prueba. Los niños serán examinados dentro del vehículo y deben poder sentarse quietos para un hisopado nasal en ambas fosas nasales.
  • Cualquier persona mayor de 16 años que viva o trabaje en el condado de Johnson, KS

No hay costo por la prueba. Los resultados de las pruebas están disponibles dentro de 3 a 4 días hábiles. Su resultado será enviado por correo electrónico si proporciona su consentimiento verbal. Revise la carpeta de correo no deseado/basura de su cuenta de correo electrónico si no ha recibido el resultado dentro de 4 días hábiles. No llame a nuestra oficina para obtener su resultado de la prueba, ya que esto retrasa el proceso. Si su resultado es POSITIVO y decide no recibir su resultado por correo electrónico, recibirá una llamada telefónica al numero que proporciono cuando programo su cita. Si su resultado es NEGATIVO y decide no recibirlo por correo electrónico, recibirá una carta por correo a la dirección que usted proporciono cuando programo su cita.

Los síntomas de COVID-19 suelen aparecer de 2 a 14 días después de la exposición al virus y generalmente incluyen: fiebre, tos, falta de aire / dificultad para respirar, escalofríos, dolor muscular, dolor de garganta y nueva pérdida del gusto u olfato. Se han informado otros síntomas menos comunes, incluidos síntomas gastrointestinales como náuseas, vómitos o diarrea.

Seguimiento de contactos

A medida que el JCDHE identifica casos médicos de coronavirus, realizarán un rastreo de contactos para ayudar a identificar quién puede haber estado en contacto con una persona infectada y ayudar a "encerrar" la enfermedad para evitar que se propague a otras personas.

El proceso comienza entrevistando a la persona que ha contraído el coronavirus y haciéndole una serie de preguntas para identificar cómo estuvo expuesta y a quién pudo haber expuesto una vez que se enfermó con el virus. Una vez que se obtiene esta información, el rastreador de contactos se comunicará con esos contactos y les informará que están en riesgo de desarrollar una infección.

Se les pide a esas personas que se queden en casa durante 14 días para que no infecten a otras personas de su comunidad a su alrededor.

JCDHE comenzó a rastrear contactos con el primer caso confirmado de coronavirus en marzo y continuó durante los pedidos para quedarse en casa. Ahora que el condado de Johnson está reabriendo y más personas interactúan entre sí, se espera que aumente el número de casos. El condado de Johnson ha ampliado el número de rastreadores de contacto que realizan llamadas. JCDHE cuenta con personal capacitado y voluntarios, incluidas enfermeras escolares y estudiantes universitarios locales que estudian medicina y / o salud pública, para ayudar con el rastreo de contactos. Toda la información compartida con el rastreador de contactos es confidencial y está protegida por HIPPA. La persona infectada no está identificada.

Antecedentes de las pruebas de COVID-19 en el condado de Johnson

El primer caso de COVID-19 en el condado de Johnson se identificó el 7 de marzo de 2020. Inicialmente, los primeros casos estaban relacionados con viajes, y el Departamento de Salud y Medio Ambiente del condado de Johnson (JCDHE) examinó a las personas y realizó un rastreo de contactos.

Desde entonces, el condado de Johnson ha experimentado transmisión comunitaria, lo que significa que el virus se transmite de persona a persona en el condado.

Debido a los recursos limitados cuando determinaron que el virus se estaba propagando en la comunidad, JCDHE priorizó las pruebas de laboratorio para las personas hospitalizadas de alto riesgo.

El 30 de marzo, la Junta de Comisionados del Condado de Johnson autorizó un programa para realizar más pruebas de COVID-19 por un monto que no exceda los $ 400,000. Los fondos provienen de las reservas de fondos generales del condado para ser reembolsados por la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias, si es posible.

JCDHE comenzó encuestando a los residentes y realizó pruebas en una muestra representativa de residentes del condado para evaluar qué tan extendido estaba el virus en la comunidad.

En abril, JCDHE comenzó a realizar pruebas a determinadas poblaciones con mayor riesgo de contraer COVID-19, incluidos los trabajadores esenciales y los residentes y los trabajadores de centros de atención a largo plazo. Los socorristas fueron evaluados a través del Hospital St. Luke. JCDHE también programó oportunidades de pruebas para personas sin hogar y personas que hablan principalmente español.